En vigencia segundo tramo de ajuste del salario mínimo

salario-minimoHoy entró en vigencia el segundo tramo de incremento del salario mínimo que decretó el Gobierno para este año, de manera que ahora el piso de las remuneraciones en Venezuela es de en 2.702,73 bolívares al mes.

Las pensiones, cuyo marcador es el sueldo básico, también serán aumentadas a ese nivel.

Esto representa un aumento de 10% sobre el ajuste ordenado en mayo de este año, que dejó el sueldo mínimo en 2.457,02 bolívares, y aún falta un alza adicional de entre 5 y 10% para noviembre. El porcentaje dependerá del comportamiento que haya tenido la inflación durante este año.

Justamente este ha sido un año en que los precios al consumidor han marchado aceleradamente. Si bien el Ejecutivo había definido una meta de inflación de entre 14 y 16% para este año, de acuerdo a los últimos datos del Banco Central de Venezuela, la tasa anualizada hasta julio de este año se situaba en 42,6%, un importante salto con respecto al 19,4% que se acumulaba en 12 meses a julio del año pasado.

Cae el poder adquisitivo

Ya esta situación tiene efectos directos sobre las remuneraciones. Las cifras del ente emisor al cierre del segundo trimestre de 2013 dan cuenta de un retroceso de 7,6% en el poder de compra de los trabajadores formales en el último año, con caídas mucho más profundas en algunos sectores, como es el caso de la construcción, en el cual la capacidad adquisitiva se desplomó 18,4% entre los años 2012 y 2013.

No obstante, con la entrada en vigencia del ajuste salarial se recupera levemente la posibilidad de tan siquiera comprar los alimentos básicos con un salario mínimo. Si bien todavía el ajuste resulta insuficiente para cubrir los requerimientos básicos alimentarios, por lo menos se registra un avance que se expresa en un 93,8% de la canasta que se podía comprar en mayo de este año con una remuneración básica, hasta cerca de 97% que se podrá cubrir ahora que el segundo tramo del decreto de incremento salarial entró en vigencia. Impacto del aumento Además de ser ajustado el salario mínimo nacional y las pensiones del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales y de los jubilados de la administración pública, también se modifica la remuneración mínima para adolescentes y aprendices. El decreto presidencial que ordenó el alza salarial señala que sus sueldos también serán sometidos a un alza de 10%, para ubicarse en 2.009,60 bolívares mensuales.

Los adolescentes y aprendices también podrían recibir un aumento adicional de entre 5 y 10% a partir del 1 de noviembre de este año, acorde con los niveles inflacionarios.

Pero adicionalmente, la vigencia de un nuevo nivel de salario mínimo a partir del 1 de septiembre significará un impacto en algunos beneficios, como en el pago del bono de alimentación. Ahora el tope de tres salarios mínimos previsto en la Ley de Alimentación para el otorgamiento del beneficio alimentario será 8.108,19 bolívares.

En lo que respecta al pago de la guardería, el límite queda establecido desde hoy en 13.513,65 bolívares.

Estos parámetros puede cambiar nuevamente en noviembre cuando se decida el nivel de aumento adicional que será otorgado a los trabajadores.

Vía El Universal

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s